No debo ser frágil, 2013. Priscilla Monge (Costa Rica, 1968).
No debo ser frágil, 2013.
107 x 131 cm.
Pizarra negra y tiza.

Priscilla Monge (Costa Rica, 1968)

Egresa de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Costa Rica en 1991. El mismo año se radica en Bruselas, Bélgica, donde vive y trabaja durante cuatro años, regresando a Costa Rica en 1995. Allí realiza su primera exhibición individual en Jacob Karpio Galería. Desde entonces, ha realizado más de 15 exposiciones individuales en Costa Rica, Brasil, Grecia, Bélgica, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Perú, España y Estados Unidos. Monge transforma nuestras expectativas, subvierte las jerarquías de poder y el significado que le damos a los objetos que nos acompañan a diario para reflexionar sobre temas como la violencia, la moral, la búsqueda de la identidad, la mujer y la confrontación de las esferas públicas y privadas en nuestras vidas individuales y en sociedad. Aunque toma una mirada próxima a la cruda realidad escondida bajo la superficie del día a día, no deja de hacerlo con una agudeza y humor extraordinarios unas veces de manera explícita y otras veces de forma sutil. Sus obras, con gran carga conceptual, se mueven entre el dibujo, la fotografía, el vídeo, la escultura y la instalación.